Decisiones

Me la paso diciéndole a mis amigas:

“No existen decisiones equivocadas, sólo decisiones”.

Algunas me entienden, otras no.

A veces ni yo lo entiendo, pero es tan sencillo cómo eso:

de-ci-sio-nes.

En el fondo de nuestra mente tenemos la teoría de que en el momento en el que estamos a la mitad del camino, tratando de decidir qué dirección tomar- existe una decisión buena y una mala.

Pasamos mucho tiempo contemplando qué decisión tomar. Sin darnos cuenta que cualquier camino que tomes,

 

***está bien***

 

“Qué si hubiera hecho esto…”

“Qué si hubiera…”

“Si hubiera…”

“¿Hubiera…?”

 

El hubiera no existe, pero las decisiones si.

 

Se que les repito mucho que lo que están viviendo en sus vidas en este momento, es exactamente lo que deben de vivir. Pero se los repito, porque es cierto.

 

Están en el lugar en el que deben de estar.

Aprendiendo las lecciones que les toca aprender.

Con las personas (a.k.a maestros) de las que deben aprender.

Viviendo las relaciones que les toca vivir.

 

No significa que tienes pies como raíces y que no te puedes mover de un lugar, o que no puedas mandar a la fregada (pardon my french) una relación que te está haciendo daño.

Pero de cierta manera, todo lo que está pasando a tu alrededor es un reflejo de tus pensamientos y acciones.

 

***Tu vida son tus pensamientos materializados***

 

¿Alguna vez te has puesto a pensar en esto? ¿Cuidas lo que piensas? O dejas que tu mente tenga control sobre ti…

Traducción: dejar que todo tipo de pensamiento pase por tu mente, que entre y salga- haga y deshaga lo que se le antoje.

Traducción 2: Estar consciente/despierto.

Se dice por ahí que las cosas siempre pasan dos veces:

Primero en tu cabeza y después en la vida real (materializadas).

Alguna vez me imaginé a mi misma escribiendo en mi computadora, en un avión con destino a Nueva York. Miles de veces me soñé viajando mucho, y vaya que he viajado los últimos años de mi vida.

 

And here I am…

 

Escribiendo para ustedes en un vuelo con destino a Nueva York.

¡Voila!

Todo comienza dentro de ti.

Tenemos un poder inmenso de crear la realidad que queremos para nosotros mismos, pero el problema es que nunca nos la creemos.

 

¿¡Por qué nunca nos la creemos!?

 

#PorQueEresAsi

(los que han visto el meme le van a entender haha)

 

Nosotros somos los creadores de nuestro mundo.

Grábate muy bien estas palabras:

 

***creador***

***crear***

 

¡VERBO!

 

Vivimos tratando de demostrarle nuestro valor al mundo. Cuando el mundo lo único que necesita, es que te lo demuestres a ti mismo. ¡A nadie más!

¡Y qué dejes de perder el tiempo enfocándote en los demás en vez de ti!

¡Cuánto tiempo perdido, por Dios!

 

TÚ, qué quieres.

TÚ, a dónde vas.

TÚ, qué quieres crear.

 

Vivimos distraídos buscando por fuera, por fuera, por fuera.

Buscando aprobación, aprobación, aprobación.

 

***rolling eyes x 1000***

 

Cuando lo único que necesitas, es buscar un poquito dentro de ti.

Dejar de necesitar aprobación externa y concentrarte en escuchar tu aprobación interna, que BTW, es la única que necesitas para crear tu realidad.

 

***crear tu mundo***

 

Pero primero, tienes que creértela. Tienes que tener la certeza de que tienes ese poder para crear tu realidad.

 

I know, it’s complicated. (rolling eyes)

 

Pero si te puedo dar un tip, todo empieza con el amor propio.

 

***Self-love***

 

Esas dos palabritas que están tan de “moda” necesitas empezarlas a practicar más seguido.

Aprender a escucharte, aprender a levantar tu voz y decir: “Esto es lo que quiero para mi, esto es lo que quiero crear en mi mundo”

Tenemos tanto miedo de tomar decisiones, sin entender que no existen decisiones malas, solo decisiones.

 

Cualquier decisión que tomes, está bien.

 

Nunca estarás libre de los aprendizajes que viniste a vivir.

Nunca podrás esconderte lo suficiente de las cosas que viniste a trascender.

Ellas solitas te van a encontrar.

 

¡Y qué paz saberlo!

 

Qué paz saber que no nos equivocamos. Hasta cuándo pensamos que más la “regamos”, en realidad, más aprendemos.

Sólo voltea para atrás y confírmalo…

Qué paz quitarte un poquito de peso de encima y tener la certeza de que no importa el camino que tomes, lo que es para ti …

 

***es para ti***

 

Créeme.

El mejor consejo que te puedo dar si estás tratando de tomar una decisión en tu vida, es que no bases tu decisión en el pasado y tampoco en el futuro.

 

***Go with your feelings***

 

Tu feeling nunca se equivoca.

(está cañon…)

 

Aparte, ahora ya sabes que no hay decisión equivocada, sólo diferentes formas de aprender la lección.

 

Pro-tip: día por día.

 

¡Me ha ayudado mil!

Así es cómo debemos de ver la vida: día por día. Porque vivir muy en el pasado y muy en el futuro, ***it’s so effin’ overwhelming***.

Y cómo diría mi amiga Mayela: “Ain’t nobody got time for that!” haha

¡Hey! Respira, todo va a estar bien.

 

Con mucho amor y glitter,

-dear

Photo by Jesús Villanueva Varela