Online shopping

Estuve leyendo todos sus comentarios. Siempre he pensado que cuando eres una persona transparente, los demás en lugar de criticarlo lo admiran. Me dio mucha alegría leerlos, el feedback es necesario para mejorar, siempre y cuando estés abierta a escucharlo. ¡A mi me encanta escuchar de ustedes!

Estoy de regreso a Nueva York de mi viaje a St. Louis (bueno, apenas voy en camino de vuelta) Es una ciudad que no conocía y siempre me emociona mucho descubrir nuevos lugares. Tuve la oportunidad de visitar el museo de historia en donde estaba una exhibición de la historia del tan famoso “Little Black Dress” -les estoy preparando un post con todos los detalles.

Fue súper interesante ver la evolución a través de la historia de esta prenda tan versátil que todas las mujeres tenemos en nuestro closet. Una de las cosas que más llamó mi atención es ver como el color negro paso de ser un estatus de luto a un indicador de alta moda. Hay tantas cosas detrás que no sabemos… Pronto todos los detalles en mi siguiente post.

Les cuento que he estado invirtiendo mucho tiempo en el nuevo diseño del blog. He curado una selección de productos muy cool para la sección de Shop.

La verdad es que antes de tener esta sección, me di cuenta que pasaba horas y horas seleccionando mis prendas favoritas online –para mí. Amo todo el proceso de online shopping, existe toda una ciencia detrás.

Cada que quiero comprar cosas online, primero invierto varios días seleccionando productos. Todo lo que llame mi atención lo voy poniendo en el carrito (como si lo fuera a comprar todo haaa #not) después regreso al día siguiente. Siempre es bueno darle un día a las compras compulsivas. Vuelvo a revisar todo lo que llevo y empiezo a descartar y ser súper honesta conmigo misma y decir: “Andrea, eso neta nada más te lo vas a poner una vez” o, “Andrea, eso solo lo vas a usar para un shoot así que no lo compres…”

Remover, remover, remover. Paso horas ahora removiendo cosas del carrito. El único problema es que tengo como 3 carritos, uno en Asos, otro en Nastygal y otro en Bloomingdales -por mencionar algunos. Es ahí cuando el proceso se vuelve más complicado porque no me puedo gastar todo mi dinero en una sola compra.

Me di cuenta que tiene su chiste el comprar online y decidí que era una lástima invertir tanto tiempo para al final comprar 2 o 3 cosas. ¿Y toda esta selección divina de zapatos? ¿Qué va a pasar con todas estas faldas!? ¡Que alguien más las compre por favor!

Y así fue como nació la sección de Shop: todos los productos que quiero, algunos que tengo y otros que muero por tener (se vale soñar) todos en un mismo lugar.

¿Apoco no está genial? (emoji con ojos de corazón aquí) Ahora por lo menos no me siento tan mal invirtiéndole tanto tiempo a encontrar las cosas más lindas online porque las voy a compartir con ustedes. Lo compre o no :D

Así que niñas, ya les ahorré bastantes horas buscando en la web. ¡Espero que encuentren cosas lindas!

Estaré cambiando la selección cada cierto tiempo (todavía no sé cada cuando pero les aviso…) para que la sección de Shop siempre tenga lo más cool.

¡Ah! Y olvidé decirles, también estoy agregando mis favoritos de Beauty (emoji con ojos de corazón otra vez… y el changuito con las manos al lado de la cabeza) Para todas las que siempre me preguntan por todo lo que uso en Snapchat, poco a poco estaré enseñándoles mis favoritos. Ahorita ya pueden encontrar algunos, pronto les tendré más.  

Díganme que tal les parece. ¡Quiero leer todos sus comentarios!

¡Les mando mucho amor desde las nubes! Estoy en camino a Nueva York, ya saben que siempre aprovecho mis viajes para escribirles.

 

Gracias otra vez por todos sus mensajes tan bonitos.

 

Love,

dear